Oraciones

Oración especial antes de salir en peregrinación a Cartago

Señor Jesucristo, que sacaste a tu siervo Abraham de la ciudad de Ur de los caldeos, guardándole en todas sus peregrinaciones, y que fuiste el guía del pueblo hebreo a través del desierto, te pedimos te dignes bendecir a estos hijos tuyos que por amor a tu nombre peregrinan a hacia Cartago (el original reza a Compostela).
Sé para ellos compañero en la marcha, guía en las encrucijadas, albergue en el camino, sombra en el calor, luz en la oscuridad, consuelo en sus desalientos y firmeza en sus propósitos; para que por tu guía lleguen incólumes al término de su camino y enriquecidos de gracia y de virtudes vuelvan ilesos a sus casas llenos de saludables virtudes.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.


Himno ala Virgen de los Ángeles

Dios te salve blanca rosa, hija del eterno Padre, del divino verbo Madre del paráclito esposa.
Salve Reina de los Angeles, amparo de pecadores, a ti clamamos Señora, escucha nuestros clamores, a ti clamamos Señora, escucha nuestros clamores.
Apareciste más bella, que el sol, la luna y la aurora, para ser de Costa Rica, reina y madre defensora.
Te damos el alma y vida, las potencias y sentidos, no deseches a tus hijos, a tus plantas hoy rendidos.


Oraciones por la muerte de algún ser querido

Oración por el padre difunto
Dios nuestro, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra; acuérdate en tu misericordia de tu siervo (N...), que en el mundo ha sido padre amoroso con nosotros. Lleva su alma a la paz eterna y concédele allí el premio de su amor y abnegación. Tú Señor, ves el dolor de su esposa y la orfandad de sus hijos; te pedimos por intercesión de Nuestra Madre la Virgen de los Ángeles que protejas a los que hemos quedado huérfanos en la tierra para que vayamos creciendo en cuerpo y alma. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oración por la madre difunta
Señor Jesucristo, Hijo de Dios, que quisiste tener una madre en la tierra, la Virgen María; mira con ojos de compasión a tu sierva N..., a quien has llamado del seno de nuestra familia. Y por intercesión de Nuestra Madre la Virgen de los Ángeles, bendice el amor que siempre nos tuvo en la tierra, y haz, que desde el cielo, pueda seguir ayudándonos. Toma bajo tu protección misericordiosa a nosotros a quienes ella ha tenido que abandonar en la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Oración por el cónyuge difunto
Señor, abre los brazos de tu misericordia, a mi esposo (a) y confórtame con la firme esperanza de reunirme un día con el compañero (a) de mi vida en la plenitud de tu amor eterno. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Oración de los padres por un hijo difunto
Recibe, Señor, el alma de nuestro (a) hijo (a) que has querido llamar cerca de ti: concédele por intercesión de Nuestra Madre la Virgen de los Ángeles que, libre de toda culpa, llegue a participar de la vida eterna y de la luz que jamás terminará, y pueda unirse a los santos y elegidos en la gloria de la resurrección. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Oración por un familiar o amigo difuntos
Autor de la vida y Señor de los difuntos, acuérdate de tu siervo(a) N…, que ha comido tu Cuerpo y bebido tu Sangre y ha ido al descanso confiado en ti. Cuando vengas con majestad, acompañado de tus ángeles, resucítalo(a) de su sepulcro y sácalo(a) del polvo, revístelo(a) con traje de honor y colócalo(a) a tu derecha, para que contigo entre en la morada del cielo y alabe tu bondad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


Como rezar el Rosario

Lo primero es hacer la SEÑAL DE LA CRUZ
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. AMÉN.
Seguidamente se pide perdón por los pecados cometidos con el ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.
Ahora usted va a anunciar el misterio que está señalado con cada uno de los números cronológicamente, dependiendo del día en que lo vaya a rezar (se lee uno a la vez).
Lunes
Misterios gozosos
1. La Encarnación del Hijo de Dios.
2. La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El Nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Purificación de la Virgen Santísima.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo.
Martes
Misterios dolorosos
1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.
Miércoles
Misterios gloriosos
1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.
Jueves
Misterios luminosos
1. El Bautismo de Jesús en el Jordán.
2. La autorevelación de Jesús en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La institución de la Eucaristía.
Viernes
Misterios dolorosos
1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.
Sábado
Misterios gozosos
1. La Encarnación del Hijo de Dios.
2. La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El Nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Purificación de la Virgen Santísima.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo.
Domingo
Misterios gloriosos
1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.
Después del anuncio se reza un PADRENUESTRO (para ello tome la bolita que está libre)
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.
Ahora se rezan diez AVEMARÍAS (guíese con la cuenta de las diez bolitas)
Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tu eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Al terminar rece el GLORIA
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

De esta manera usted ya rezó el primer misterio gozoso, antes se seguir con el segundo se recomienda rezar una JACULATORIA, le recomendamos cualquiera de las tres o las tres.
A- María, Madre de gracia, Madre de misericordia, en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.
B- Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia. Amén
C- Oh Jesús Pastor eterno de las almas, danos muchos sacerdotes, religiosos, religiosas y familias cristianas. Amén

En caso de que usted rece el rosario por un difunto pude hacer la siguiente JACULATORIA
Las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Amén
TERMINADAS LAS JACULATORIAS RETOME TODO EL PROCESO PERO CON EL SEGUNDO MISTERIO, LUEGO CON EL TERCERO Y ASÍ SUCESIVAMENTE HASTA TERMINAR CON EL QUINTO
Al finalizar el quinto misterio, se rezan un PADRENUESTRO y tres AVESMARÍAS especiales.
Al terminar rece el GLORIA
A continuación se reza el SALVE
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Concluida la oración se recuerda a Jesús con su poder de perdonar los pecados con el CORDERO DE DIOS (con cada afirmación golpee levemente su pecho).
Algunas personas suelen terminar acá el rosario, si así lo desea, vaya a la ORACIÓN FINAL para la última oración. Hay más oraciones, usted puede agregar otras oraciones personales o las siguientes
Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén.
También podrías adorar a Dios y venerar a María con las LETANÍAS
Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.

Santa María, (a partir de aquí se responde a todas con un ruega por nosotros)
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Madre de misericordia,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso de insigne devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consoladora de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta a los Cielos,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la familia,
Reina de la paz.

ORACIÓN FINAL

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, rnos libres de las tristezas de la vida presente
y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Para finalizar haga nuevamente la SEÑAL DE LA CRUZ
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. AMÉN.